“La solución vendrá cuando aprendamos a ser más transparentes”

Muchos son los inmigrantes africanos que vienen a Europa buscando lo que les inculcan desde pequeños: una vida acomodada. A pesar de que en los planes de  Marra, un Senegalés que vino hace casi 10 años a España, nunca estuvo viajar a la ansiada Europa, acabó dejándose convencer por sus amigos. A día de hoy tras muchas dificultades ha conseguido integrarse y trata de hacer lo mismo con el resto de la comunidad africana.

El rostro tenso, la barba y la simpleza al vestir de Marra muchas veces le han jugado una mala pasada. De buenas a primeras parece una persona ausente y lejana pero nada que ver con la realidad. De buen humor, Marra sale de la biblioteca y baja al primer piso del centro cultural ‘La Alhóndiga’ donde se sienta con ganas en el suelo para estar aún más cómodo. Aunque ha pasado por momentos muy críticos durante sus primeros años en España, como inmigrante que llegó en un simple cayuco, Marra afirma encontrarse en un momento con mucha motivación personal. Está satisfecho, pero no deja de tener presente un tema que le preocupa; el racismo. Un racismo que, manifiesta, viene inculcado de por sí entre los europeos. Marra se muestra preocupado por esto, pero sobre todo por el trato que sufren los negros y por las agresiones policiales clandestinas  que los medios son incapaces de sacar a la luz. Actualmente, el joven senegalés junto a la organización a la que pertenece, el “Movimiento Panafricano”, están tratando de asociarse con el consejo local de inmigración y proponer al ayuntamiento un mapa personal de convivencia.

El Movimiento Panafricano es un movimiento que acaba de nacer donde se organizan  diferentes actividades, y donde tratan de juntarse todos los africanos con el fin de “intentar mostrar los valores y cambiar la imagen que se tiene de los negros”. Marra cuenta que la creación de esta vino porque sabían que algo estaba fallando en el barrio de San Francisco (Bilbao). Querían ver cuál era el problema y además unir a la comunidad negra.

Entre las actividades que realizan están sobre todo las charlas, manifestaciones o participar en todo lo que tenga que ver con África. La primera mesa de debate que realizaron fue el 24 de mayo de 2014 donde participaron varios expertos sobre el racismo. Querían contar lo que viven los inmigrantes cuando pasan  las fronteras del sur, narrar las dificultades de esos inmigrantes. Unas dificultades que la gente desconoce debido a que al final se muestra lo que interesa.

En su vida diaria, aparte de estudiar comercio y marketing, Marra se muestra interesado en otras asociaciones tanto de ayuda al inmigrante como en otras que representan sus valores. En un futuro,  no sabe si aquí o en Senegal, espera que las políticas sociales hayan cambiado. Siente verdadera esperanza en esto pero si  nada cambia, volverá a Senegal a vivir.

Tras 10 años viviendo en España aún no tiene claro cuál fue el motivo que le incitó a venir. Asegura que es casi por lo mismo que dirán todos “mejorar mi vida”. Sin embargo, cuando reflexiona sobre el tema, se da cuenta que no necesitaba emigrar pero sus amigos acabaron convenciéndole. Llegó a España en el 2007 y su concepto sobre Europa cambió totalmente: “Aunque muchos no lo creen, vine en pateras. Llegué a Tenerife y ahí nos encerraron durante 40 días, en esos días ya me cansé de España…” Luego les trasladaron a Fuerteventura, ahí estuvieron otros cuantos días y de allí a Madrid otros tantos. Por lo tanto su deseo europeo se trastocó, convirtiéndose en un único deseo: “la libertad personal”.

Con el paso del tiempo Marra reconoce que ha conseguido sentirse amado, pero siempre siente ese microracismo, a través también de sus propios amigos que le ven de igual a igual, pero tienen ese racismo inculcado. “Hay veces que ciertas actitudes hacen que te sientas incómodo… España es un país racista”, asegura.

En noviembre se divulgó un vídeo de un chico Senegalés que fue retenido violentamente, en Pamplona, y posteriormente murió. Este es el último caso que se ha dado a conocer, pero no es el único: “Por ejemplo el año pasado en Salou tiraron a un chico negro desde la ventana; pasó también en Huelva; pasó en Almería; pasó en Valencia y en Barcelona”. La culpa de este racismo, dice, también es de los medios de comunicación por no mostrar lo que ocurre diariamente. Esto guarda relación con lo que ocurre en EE.UU., donde las agresiones son continuas y donde la población se ha mostrado muy preocupada con la llegada al Gobierno de Donald Trump. Sin embargo esta preocupación no la tiene Marra quien afirma que la situación en EE.UU. mejorará: “En su momento con la presidencia de Obama, la supremacía blanca quería demostrar que mandaba pero ahora con Donald Trump se van a calmar, ya tienen el poder, dejarán tranquilos a los negros”.

Para mejorar la situación tanto en España como en el resto del mundo, Marra afirma que es necesario que cada uno ponga de su parte. Incluyéndose él mismo: “tengo mi cultura, mis valores que me inculcaron desde pequeño; por lo que puedo actuar de una forma que resulte ofensiva para la gente de aquí, igual que me pasa a mí con ellos”. La clave para este está en dejar de ser falsos e intentar demostrar que nos llevamos bien y nos entendemos. La solución vendrá cuando “aprendamos a ser más transparentes”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s